Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

Los parques culturales y la integración del patrimonio cultural y natural

Sin lugar a dudas, la creación de la figura de protección patrimonial de “PARQUE CULTURAL”, cuyo origen está en la Comunidad de Aragón, y que actualmente es una de las que se contempla para la declaración de Bien de Interés Cultural, tal como indica la Ley 4/1998 del Patrimonio Cultural Valenciano, ha supuesto un gran espaldarazo a la idea de la interrelación e integración definitiva de los bienes patrimoniales, tanto culturales como naturales, en un conjunto indisoluble. Un Parque Cultural es un espacio delimitado, con valores culturales y naturales relacionados en un inventario de recursos que pretende el desarrollo de su territorio de forma integral e integrada.

fotografía de José B. Ruiz

fotografía de José B. Ruiz

Y es que, por poner algunos ejemplos, es impensable imaginar un conjunto de cuevas o abrigos con arte rupestre prehistórico fuera de su entorno de naturaleza, que en muchos casos es fundamental para que aquellas gentes eligieran precisamente ese lugar, al que en muchas ocasiones sacralizaban. De igual manera, podría pasar algo parecido, por ejemplo, con los conjuntos de torres históricas y elementos de defensa costera o de interior, ubicados siempre en entornos naturales de gran valor estratégico que hacen resaltar aún más el valor patrimonial del inmueble en sí, aparte de la gran belleza que en muchos casos, encierran los hitos paisajísticos que los envuelven.

Por tanto, los entornos naturales de esos Bienes de Interés Cultural, los que habitualmente son conocidos como los “Entorno BIC”, son de suma importancia en cuanto a la conservación del patrimonio común, tanto para evitar las posibles amenazas y la presión urbanística a los propios inmuebles históricos, como también en cuanto a la conservación de espacios paisajísticos de gran belleza y valor ecológico, que en muchas ocasiones, rodean al propio patrimonio construido.

De esta forma, se realiza, no solo el estudio e investigación científica de los restos históricos, sino también se analizan los entornos naturales, siendo uno de sus objetivos, conservarlos y ponerlos en valor de cara al conocimiento y disfrute de la colectividad. En este sentido, es importante el uso didáctico que se realiza de estos estos bienes patrimoniales, ya que se colabora de una manera muy eficiente en pos del respeto, ya no solo a los propios monumentos o construcciones históricas, sino también a los espacios naturales en los que se asentaron.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>