Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

La costa es un cementerio de hormigón

3261_74536968805_69794913805_1776572_2457273_nEl País publicó el 27/07/2009 un artículo de Lluís Pellicer que no tiene desperdicio y que contribuye a que entendamos qué ha sucedido en la costa y qué está sucediendo. ¿Qué pasará con el más de medio millón de viviendas construidas y que están por vender? ¿Cómo se ha permitido destruir el paisaje tradicional de pueblos y ciudades y espacios naturales protegidos?

Se ha construido por encima de la demanda de vivienda sin tener en cuenta las necesidades de los ciudadanos y del territorio en operaciones que en ocasiones han llevado a la desprotección de espacios naturales protegidos por ley en un afán urbanístico y especulador sin precedentes.

Cerca del 50% de las nuevas viviendas se concentran en provincias costeras del Mediterráneo, que se ha convertido en un cinturón de hormigón, con unos pocos parajes, protegidos o no, asediados.

El Pais | La costa es ya un cementerio de hormigón

La declaración de Manado

farocabohuertasegm1

Fotografía de Elías Gomis

Ha concluido hoy la Conferencia de los Océanos de Manado, en la que más de setenta países se han reunido para instar a la ONU a que incluya como objetivo la protección de los mares en la Estrategia Global contra el Cambio Climático.

La Declaración de Manado (recibe el nombre de la localidad de las Islas Célebes donde se ha desarrollado) ha sido suscrita por más de sesenta países que piden que se tengan en cuenta los efectos del cambio climático sobre los mares del planeta, ante la futura reunión de Copenhague, que tendrá como objetivo un nuevo protocolo que sustituirá al de Kyoto.

Esta declaración no ha tenido carácter vinculante por la oposición de algunas naciones desarrolladas. Pide, además, que se intensifique la colaboración internacional en todos los ámbitos (especialmente el político y el científico), recomendando que se pongan en marcha ayudas técnicas y económicas a los países menos desarrollados para permitir un progreso sostenible.

En las cinco páginas de la declaración, se recalca la importancia de implantar planes para reducir la contaminación marina (incluyendo las zonas de litoral) y desarrollar una verdadera estrategia de desarrollo sostenible, además de potenciar la investigación científica y el intercambio de esos datos.

El eje principal de la declaración son los efectos del cambio climático en el medio marino. De hecho, si sigue el actual proceso de deshielo polar, los científicos anuncian que el nivel de los océanos podría subir hasta un metro, con la desaparición de zonas costeras e islas completas, además de una acidificación de las aguas marinas, con la consecuente extinción de especies.

Algunos ecologistas y científicos han hecho notar que no se haya incluido en la Declaración de Manado la necesidad urgente de reducir de forma drástica las emisiones de CO2, principal causante del efecto invernadero y del cambio climático.

Declaración de Manado | Ver declaración completa (En inglés)