Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

Destrucción a toda costa: Cataluña

Fotografía de Jose B. RuizExtracto del Informe “Destrucción a toda Costa 2009”, de Greenpeace (continuación de nuestro análisis del informe de Greenpeace)

Cataluña es la comunidad autónoma con más litoral protegido, 316 km, es decir, un 57,8%. Sin embargo es precisamente en Cataluña donde el 46,5% del litoral se encuentra ya urbanizado siendo el de mayor índice de la costa española. La explicación reside en que los Espacios Naturales Protegidos se concentran en tan sólo dos puntos, Girona (con el 50%) y el entorno del Delta del Ebro (con el 43%).

EL PLAN COSTERO

El Plan Director Urbanístico del Sistema Costero (PDUSC) fue aprobado en 2005 pesar de ello llegó con cierto retraso ya que por ejemplo, las comarcas de Barcelona y el Baix Penedès ya habían consolidado o urbanizado el 100% de su frente litoral; las de Tarragona y el Baix Camp tenían más de un 40% de su suelo clasificado como urbanizable; y en la provincia de Girona, el 50% de la costa se encontraba ocupada por viviendas. En otros casos donde la situación era mejor, como en las Terres del l’Ebre, (con más del 83% de su costa libre de edificaciones), vieron como en 2008, a pesar del PDUSC, en el municipio de Deltebre se disparaba el número de licencias para nuevas viviendas (725 nuevos pisos en el Parque Natural del Delta del Ebro).

Esta deteriorada situación está directamente relacionada con el turismo residencial, ya que en 39 de los 75 municipios costeros, las viviendas principales o primeras residencias no alcanzan el 50% del total (18 municipios en la Costa Brava, 17 en la costa de Tarragona, tres en Maresme y una localidad en Garraf).

La situación del litoral catalán es, por tanto, alarmante y más si se tiene en cuenta que continúa el acoso al poco territorio costero no urbanizado que queda en la franja inmediatamente contigua a los 500 metros.

MÁS PUERTOS

Cataluña cuenta con 30.254 amarres, la cifra más elevada de todo el Estado. Desde 2007 la región ha sufrido una caída en el número de matriculaciones de embarcaciones de recreo del 20,9%,y un aumento del abandono de embarcaciones en el Mediterráneo. Pero la Generalitat va a hacer una inversión de 45 millones de euros en cuatro años (Plan de Inversiones 2009-2012) para mejorar las infraestructuras de la Costa Brava. Aunque este Plan de Puertos no pretende realizar grandes proyectos en los puertos deportivos, si plantea realizar multitud de obras. Así, en el en puerto de Blanes se va a construir un nuevo dique exterior, en el de l’Estartit una nueva dársena deportiva y una segunda fase del paseo marítimo, en el de Port de la Selva se va a alargar y mejorar el dique de cobijo, en Roses se construirá un nuevo paseo marítimo y, por último, en Palamòs se va a consolidar el muelle comercial para que se convierta en un puerto de invernada para grandes embarcaciones.

EL DESARROLLO INDUSTRIAL: CONTAMINACIÓN A TODA COSTA

En Cataluña existen muchos focos de contaminación de las aguas costeras y de los ENP. La ganadería y la agricultura conllevan la liberación al medio de sustancias que deterioran la calidad de las aguas y provocan la eutrofización de algunas masas de agua. Según datos de la Agencia Catalana del Agua, la agricultura que implica el uso excesivo de fertilizantes y plaguicidas contamina el 44,1% de las aguas costeras.

El tráfico marítimo y las actividades portuarias son también origen de contaminación. En este sentido destacan los puertos de Barcelona y Tarragona. Si bien el puerto barcelonés es el que más buques recibe al año, es el de Tarragona el de mayor tráfico de productos petrolíferos de Cataluña120, por la presencia de dos refinerías en esta ciudad. También Tarragona es el punto de la costa mediterránea española donde se encuentran, acumuladas en mejillones, las concentraciones más altas de hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), un potente contaminante con peligrosos efectos sobre la salud y el medio ambiente.

En Cataluña hay que destacar la presencia de una industria química muy contaminante, la del cloro. Con tres fábricas, es la comunidad autónoma donde más se ha extendido este proceso de producción. Las zonas costeras más afectadas por esta industria son el Delta del Llobregat, el litoral de la ciudad de Tarragona y el Delta del Ebro. El Instituto Español de Oceanografía ha detectado los mayores niveles de toda la costa mediterránea de acumulación de compuestos organoclorados en mejillones.

Destrucción a toda costa: Andalucía

05

Extracto del Informe “Destrucción a toda Costa 2009”, de Greenpeace (continuación de nuestro análisis del informe de Greenpeace)

Andalucía tiene 53.282 hectáreas de superficie litoral-marina protegida. En otros términos, de los 979,5 kilómetros que mide su costa, tiene protegidos, al menos sobre el mapa, 286,2 km, es decir casi un 30% de su litoral. Esta comunidad autónoma fue pionera hace veinte años al promulgar una Ley que aprobó el inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y estableció las medidas para su protección (Ley 2/1989, de Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía).

El 27 de noviembre de 2008, el Parlamento andaluz aprobó la nueva Ley 1/2008, de medidas tributarias y financieras y de impulso de la actividad económica. Bajo el celofán de la lucha contra la crisis económica, el Gobierno andaluz modificó hasta diez leyes, siete de ellas relacionadas con el medio ambiente. El nuevo texto aprobó, entre otras cosas, una modificación de la Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía (LOUA) para que la Junta pueda declarar de “interés autonómico” las actuaciones que considere oportunas, lo que obliga a los planes subregionales a adaptarse.

La norma retoca y maquilla el articulado de la Ley 1/1994 de Ordenación del Territorio; la Ley 2/1989, de Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía; la 12/1984 de declaración de las Marismas del Odiel como Paraje Natural y de la Isla de Enmedio y la Marisma del Burro como Reservas Integrales; la 8/1999, del Espacio Natural de Doñana y la 3/2003 del Paraje Natural de Alborán. La modificación legal supone que tanto en Parajes Naturales como en Parques (Marismas del Odiel, Doñana, Sierra de Aracena) se podrá exceptuar la necesaria aprobación por parte de la autoridad ambiental.

Esta situación crea un vacío legal para ahorrar los correspondientes estudios y declaraciones de impacto ambiental en aquellas actuaciones que se consideren que “no ponen en peligro los valores objeto de protección“.

CRECIMIENTO URBANÍSTICO

Según la Consejería de Medio Ambiente, entre 1956 y 2003 las ciudades andaluzas multiplicaron por cinco su superficie construida, un aumento producido a costa de acabar con superficies agrícolas (en un 76,40%) y forestales (23,17%). Este crecimiento desproporcionado ha estado muy por encima del aumento de la población. Esta circunstancia se refleja en las llamadas ciudades medias, entre 50.000-100.000 habitantes, que han incrementado su población una media de un 115,9% desde 1956 pero que, sin embargo, tienen un 593,6% más de superficie construida.

Entre los problemas derivados de este desarrollo incontrolado, la propia Junta alude a la depuración de aguas, el consumo de energía, la gestión de los residuos urbanos o la apropiación desvirtuada de espacios adyacentes a la ciudad (expansión del núcleo urbano que provoca, entre otras cosas, la dependencia del coche y el consumo de suelo).

PUERTOS DEPORTIVOS DE ANDALUCÍA

En esta región las matriculaciones de embarcaciones han caído un 10% respecto al año anterior, en Andalucía (que tiene una oferta actual de 15.654 amarres, un 18,3% del total en España), la red de puertos deportivos aumentará su oferta de atraques un 11%. La crisis empieza a notarse en el sector de la navegación deportiva, pero la Junta sigue apostando por este segmento turístico de calidad y quiere dar un impulso al reto de que Andalucía cuente con 25.000 atraques en 2015. Para ello ya ha comenzado la ampliación de cuatro puertos y la construcción de otro más que supondrán 2.000 nuevas plazas en los pantalanes.

Según los datos de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), estos primeros resultados serán visibles en los puertos de Punta Umbría (Huelva) y Garrucha (Almería), donde ya están ejecutándose las obras para albergar en su lámina de agua hasta 70 y 350 barcos más, respectivamente. A éstos se sumarán los 600 atraques pendientes de inauguración en el puerto de San Andrés (Málaga) y otros 200 más en el puerto de Lepe de El Terrón (Huelva). Y ya está en ejecución el nuevo puerto en La Alcaidesa en La Línea (Cádiz), con capacidad para 763 embarcaciones.

En el caso de los nuevos puertos, los únicos que tienen visos de futuro son los de Torrox (Málaga) y Salobreña (Granada), aunque este último caso está pendiente de la aprobación del Plan Subregional del Litoral de Granada. Lo mismo sucede con el proyecto pendiente de aprobación, en este caso fluvial, en el río Piedras (Huelva), al que se dotará de una dársena con capacidad para acoger 1.500 embarcaciones. En una fase embrionaria, como es la de estudio de viabilidad, están otros tres proyectos portuarios concentrados en la zona de Mijas, San Pedro de Alcántara y el litoral oriental de Málaga. Una inversión de 900 millones de euros para el uso y disfrute de unos pocos privilegiados y con un gran coste ambiental.

Cambios de Ocupación del Suelo en la costa 1987-2005: pérdida acelerada de servicios de los ecosistemas y destrucción de un bien común

d-guardamar11

Fotografias de Jose B. Ruiz

Artículo por Fernando Prieto. Departamento de Ecología. Universidad de Alcalá. Asesor científico de S.O.S. Paisajes de Mar

Las cosas que comunalmente pertenecen a todas las criaturas que viven de este mundo son éstas: el aire, el agua de la lluvia, el mar y su ribera.

No se puede edificar en la ribera de modo que se embargue el uso comunal de la gente.”

Alfonso X el Sabio. Siete Partidas , texto del sglo XIII

(citado por Carlos Peña, subd. adjunto de Sostenibilidad de la Costa, MARM)

NOTA: Este artículo consta de varias páginas. Pulsar continuar leyendo al final de la página

RESUMEN

El litoral es un recurso escaso de importancia estratégica y sometido a múltiples presiones. A continuación se analizan algunos de los principales procesos que afectan a la sostenibilidad del litoral español y se realizan una serie de propuestas para su mantenimiento para las generaciones futuras.

Los 8.000 kilómetros de litoral delimitan una franja escasa, del orden del 4,25% de la superficie del país (hasta los primeros 5 km) y que concentra el 44% de la población. Además, sobre esta franja gravitan varios sectores económicos claves de la economía de los cuales el principal es el turismo, (El 80% de los 55 millones de turistas que visitan España va al litoral) pero también sectores como la pesca, la acuicultura, el uso recreativo, determinada agricultura, las energías renovables, etc.. y poseen valiosos espacios protegidos (como Doñana, el delta del Ebro, etc..) y son uno de los más valiosos recursos estratégicos del país.

Sin embargo sobre este escaso recurso está aumentando en los últimos 20 años la ocupación masiva del territorio, afectando negativamente a la funcionalidad física y natural del litoral. En efecto, con los datos del proyecto Corine Land Cover obtenidos a partir de imágenes de los años 1987, 2000 y 2005 (datos provisionales) se observa que el ritmo de construcción en la costa en los dos primeros kilómetros de litoral se multiplicó por4 entre el periodo 1987-2000 y el periodo 2000-2005, pasándose de 1.520 ha anuales de incremento de superficie artificial excluyendo canarias a 6.152 en el siguiente periodo (2.305 ha anuales incluyendo canarias).  La media entre 1987 y 2005 fue de 2.800 ha anuales o lo que es lo mismo de 8 ha/día transformadas.

Para analizar los procesos que se desarrollan en esta franja se utiliza el modelo F-P-S-E-I-R, propuesto por la OCDE y la AEMA en su día y detallando las principales Fuerzas motrices y los Impactos, -irreversibles en muchos casos-, que originan estas presiones además de las Presiones, el Estado y las Respuestas de las administraciones y la sociedad civil. Los datos utilizados son los más recientes y elaborados con las mejores tecnologías disponibles. Se analizan indicadores clave de la franja del litoral, como el incremento de la superficie artificial o la pérdida o ganancia de ecosistemas clave entre 1987 y 2005, las superficies protegidas declaradas y como respuesta las estrategias tomadas por los diferentes niveles de administraciones.

Se observa cómo el modelo de cinco fases del ciclo del desarrollo urbanístico en la costa:

  1. exploración,
  2. creación de infraestructuras,
  3. expansión,
  4. intensificación,
  5. maduración y saturación

puede observarse en las distintas zonas, y cómo, este ciclo, se está extendiendo desde algunas zonas concretas del mediterráneo hasta el resto del mediterráneo y del conjunto del litoral después.

Se describen algunos estudios de caso, representativos de procesos muy extendidos de lo que ha sucedido, tales como:

  • la realización de infraestructuras de alta capacidad que permiten el rápido acceso y posteriormente la transformación del litoral
  • la realización de nuevas carreteras en zonas todavía no fácilmente accesibles,
  • la realización de aeropuertos de bajo coste
  • la declaración de espacios protegidos

y cómo estas políticas han tenido efectos significativos en el litoral español.

Finalmente se realiza un análisis de prospectiva del incremento de la superficie artificial en los próximos años.

Como principal amenaza para el futuro se encuentra la superficie ya declarada como urbanizable (aunque no está urbanizada) y la realización de infraestructuras- en muchas ocasiones- públicas que permiten posteriormente desarrollos urbanísticos.

La falta de planificación, de transparencia y de rendición de cuentas en este escaso ecosistema se revela como el principal peligro para la sostenibilidad de litoral. Como buenas prácticas destacan las estrategias de algunas CCAA, de Consejos Insulares y de muchos municipios que será necesario extender al conjunto, dado lo escaso del recurso. Además, en un escenario previsible de cambio climático será necesario estudiar zona a zona cuales pueden ser los impactos esperables en cada uno de los tramos de costa..

España tiene todavía una de las costas más diversas y excepcionalmente valiosas de Europa. El potencial del uso de los recursos naturales, la biodiversidad, el propio desarrollo de los sectores económicos y, también la calidad de vida de las generaciones actuales y venideras están determinados por el alcance y los modos de esta ocupación del litoral, de ahí la responsabilidad que tenemos para la gestión racional de este recurso.

Continuar leyendo / Continue reading »»»»» Cambios de Ocupación del Suelo en la costa 1987-2005: pérdida acelerada de servicios de los ecosistemas y destrucción de un bien común

Limpieza de una playa

06El lunes 17 de agosto a las 11,42 horas de la mañana presencié todo el proceso de limpieza de una playa, mientras los turistas, asombrados, se preguntaban

  • ¿Es necesario limpiar las playas de los restos de Posidonia que las defienden de la erosión y que sólo ocupan una franja estrecha en la orilla?
  • ¿Es necesario hacerlo en plena mañana con la playa llena de personas?
  • ¿Nadie se plantea el impacto de esta actuación?

La presencia de restos o arribazones de la planta Posidonia oceanica (no es un alga) a una playa significa que todavía los fondos próximos están en razonable buen estado, pues esta fanerógama tiene funciones como:

  • Purifican el agua.
  • Absorben nutrientes que eutrofizan el mar.
  • Crean zonas de reproducción y cría de la fauna marina.
  • Son refugio de juveniles de numerosas especies de fauna.
  • Mantienen la biodiversidad.
  • Indican la pérdida de la calidad del ecosistema.
  • Estabilizan los sedimentos.
  • Protegen la costa de la erosión.
  • Actúan como sumidero de CO2.
  • Generan lugares de belleza estética, uso recreativo y educativo.

01En los últimos años hemos perdido un 54 % de las praderas de fanerógamas, un proceso agravado por diversos factores y que resulta de la máxima gravedad.

  1. La playa se encuentra en las proximidades de Arenales del Sol, una demente urbanización que destruyó una franja de ecosistema dunar. ¿Dónde y cómo vierte sus residuos esta macrourbanización al mar?
  2. Estado de la playa antes de la limpieza. Una franja de la orilla está ocupada por los restos, pero nadie se queja y las aguas están limpias.
  3. Varios efectivos de la policía local desalojan a los turistas de las proximidades del mar y avisan a quienes se bañan de la operación.
  4. Durante unos 30 minutos una excavadora recorre la playa amontonando los restos de posidonia en un esquina.
  5. Junto con las arribazones se saca una gran cantidad de arena de la playa.
  6. Por si fuera poco, entra un camión de varias toneladas a llevarse los restos, que la pala le carga. El ruido y trasiego de máquinas es bastante insoportable y muchas personas se van de la playa.
  7. Tras la supuesta limpieza quedan algunos montones de plantas que no les valió la pena cargar, la playa parece haber sido bombardeada, hay mal olor por haber removido las algas y manchas de gasoil de las máquinas, en el mar hay una gran turbidez de arena y restos orgánicos revueltos, pues la excavadora se metió incluso dentro del agua.

En ocasiones, entre la contaminación producto de los vertidos mal depurados de las urbanizaciones, la pérdida de valores paisajísticos y naturales y la falsedad que rodea a nuestra playas (aportes de arena artificiales, regeneración de las mismas, banderas azules…), me sorprende mucho que hayan personas que piensen que tomar un baño en estos lugares es algo saludable.

040702