Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

Con el corazón: GRACIAS

Desde el avión que me lleva a la isla de Menorca cierro los ojos y pienso que un fotógrafo es como un marinero, cuando nos hacemos viejos tenemos muchas vivencias para recordar y apenas necesitamos nada más que esos recuerdos del pasado.

Este viaje comenzó en la isla de Ibiza, acompañado por tantos amigos flickeros, del Ibiza Fotoclub y los grandes amigos del Grupo de Fotografía Nocturna, el GFN. Juntos recorrimos la costa ibicenca en busca de sus tesoros, plasmando en grupo su belleza y esencia. ¡Ya hace más de un año! El tiempo ha sido muy veloz e implacable y a las puertas de esta Navidad regreso a las Baleares, al último destino, la isla de Menorca.

Han sido en total 25 personas las que de forma más directa han contribuido a los análisis de la costa española sobre el terreno. Sin embargo hay otras muchas personas que ofrecieron su ayuda de una u otra manera, como César Fernández, quien me hospedó en Asturias, o Jordi Prieto, que me acompañó junto a varios amigos más por la costa de Girona, ha habido quienes, como José Hernández o Jordi Gallego, pusieron a mi disposición sus mejores localizaciones, acompañándome en generoso gesto a las mismas y ahorrando un tiempo precioso. En algunos casos ha sido la posibilidad de impartir un curso la que ha hecho que este proyecto se autofinanciara más de lo previsto, personas interesadas en difundir la cultura sobre la fotografía, como Ricardo Gómez y Marisol Torres, en Ibiza, o Julio Cabrera y Tino Soriano en la isla de la Palma, o la asociación Foto Gran Canaria, por citar algunos ejemplos.

Todos tenemos mucho en común… estamos unidos por la fotografía, que ha sido la que ha movido a tantas y tantas personas en diferentes ámbitos de nuestra sociedad, un nexo fuerte, un lenguaje común, sentimientos afines. La fotografía por la conservación en el SOS Paisajes de Mar. Gracias a estos equipos de personas, a su altruismo y su apoyo, este barco ha llegado al final de su viaje.

  • neptuno02Coordinación Huelva: José María Tortosa
  • Coordinación Cádiz: Antonio Espuch
  • Coordinación Málaga: Alfonso Lario
  • Coordinación Granada: Beto Ruiz
  • Coordinación Almería: Beto Ruiz
  • Coordinación Murcia: Pedro García. Jose L. Villaescusa
  • Coordinación Alicante: José Carlos Martínez
  • Coordinación Castellón: Joan Gil
  • Coordinación Tarragona: Joan Gil. Francisco Xavier Solé.
  • Coordinación Barcelona: Victoria Gracia
  • Coordinación Girona: Paco Memvibres
  • Coordinación País Vasco: Iñigo Bernedo
  • Coordinación Cantabria: Manel Bahillo – José María Tortosa
  • Coordinación Asturias: Luis Lujó – José Ramón García
  • Coordinación Lugo: José Meis
  • Coordinación A Coruña: Xandro Berberena
  • Coordinación Pontevedra: Xandro Berberena
  • Coordinación Mallorca: Guillermo Félix
  • Coordinación Ibiza: José Antonio Porras
  • Coordinación Formentera: José Antonio Porras
  • Coordinación Gran Canaria: Ángel Sosa
  • Coordinación Fuerteventura: Cristian Rodríguez
  • Coordinación Lanzarote: Cristian Rodríguez
  • Coordinación Tenerife: Axu Peña – Luisa Lynch
  • Coordinación La Palma: Xabier Santaquiteria
  • Coordinación El Hierro: Roberto Martín

EL BARCO MISTERIOSO

Como dedicatoria, esta foto tomada junto a Cristian Rodríguez, coordinador de las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

telamon

A la altura de las Caletas, en la Playa de los Mármoles, en las proximidades de un polígono industrial a la entrada de Arrecife, se encuentra un viejo navío, semihundido, corroído por el óxido. El Telamón, así se llama el mercante que encontró su final frente al litoral de Arrecife el 31 de octubre de 1981, hace ya más de 26 años.

Con casi 140 metros de longitud, este barco fue construido en 1954 en los astilleros de Caledon-Dundee, en Inglaterra. Su nombre de bautismo fue Temple Hall, hasta que en 1969 se le cambió por Pantelis. En 1977 recibió su último nombre, Telamon. En el esqueleto del casco, varado y oxidado, no queda ya rastro de pintura, pero puede leerse en relieve su nombre original: Temple Hall.

Proveniente de Costa de Marfil, en el África Occidental, el navío griego se dirigía a la ciudad de Tesalónica. A bordo llevaba un cargamento de troncos de madera. Durante la travesía se abrió una vía de agua en el casco y, para evitar que se hundiera en el muelle, fue remolcado hasta esta pequeña cala. Su esqueleto parece sacado de una película de aventuras, misterioso, partido, inclinado, como emergiendo de las profundidades.

Poco después de que se hundiera, la madera que llevaba en su interior fue descargada. El precio pedido por su desmantelamiento fue la causa del abandono. Fue refugio de algunos indigentes, que usaron sus entrañas a modo de hogar, una casa flotante que fue deteriorándose y perdiendo a sus moradores a causa de la incomodidad y el peligro.

Nuestro proyecto ya va llegando a su final. El viaje épico finaliza tras haber recorrido miles de kilómetros por la costa española. Su resultado más visible es una colección de imágenes sobre los lugares más bellos, aquellos que han resistido el avance de la actividad humana, aquellos que siguen amenazados y que es imprescindible conservar.

plbollullo05

Tal vez, como ha sucedido con el Telamón, a nuestra idea le espera un gran futuro, una dimensión inesperada, una póstuma contribución a nuestro paisaje costero.

Gracias por vuestra colaboración.

José B. Ruiz

Costas y el ayuntamiento de Orihuela modifican el aspecto de un acantilado tras un derrumbamiento

La zona afectada se encuentra entre la desembocadura de Barranco Rubio y la primera playa de Mil Palmeras

La zona acantilada comprendida entre la desembocadura de la rambla de Barranco Rubio y la primera cala de Mil Palmeras sufrió, el pasado mes de agosto, una clara alteración del paisaje. Tras un desprendimiento localizado las autoridades competentes, en este caso Costas y el ayuntamiento de Orihuela, decidieron extender el material caído por toda la zona acantilada, cambiando radicalmente el aspecto del lugar.

José Antonio Aniorte, concejal delegado en la zona de Orihuela Costa, declaró a esta redacción que tras dos desprendimientos en la zona, desde su Concejalía pusieron en conocimiento de Costas el hecho, y la posible peligrosidad que entrañaba a los usuarios de las playas colindantes, que utilizan la zona como paso.

Estado original.

Estado original

Estado actual.

Estado actual.

Según el concejal, costas envió una máquina escavadora que realizó trabajos basados únicamente en la seguridad de las personas usuarias de la playa. Al mismo tiempo, aseguró que desde el estamento estatal le adelantaron que tras la época estival se haría un estudio del lugar para intentar una actuación definitiva que asegure el terreno.
Según fuentes consultadas, este tipo de acantilado, presente en bastantes kilómetros de costa, tanto en Pilar de la Horadada como en Orihuela, es de un material poco firme y muy sensible a la acción del mar y del viento, por lo que son frecuentes los derrumbamientos.

Al parecer, el mismo acantilado se protege de la acción del mar cuando, tras un derrumbamiento, caen piedras grandes que se encuentran en su interior y forman un rompeolas natural. El problema, según las mismas fuentes, se crea cuando se derrumba una zona en la que no existen estas piedras, con lo que infraestructuras creadas en la zona superior del acantilado tienen el peligro de verse afectadas en el caso de una sucesión de derrumbamientos.

Un ejemplo claro de esta circunstancia se dio en la zona sur de la playa del Puerto, en la Torre de la Horadada, donde existía el peligro de que el paseo marítimo sufriera daños en el caso de un derrumbamiento de tierras. En este caso, la autoridades competentes, también Costas y el ayuntamiento de Pilar de la Horadada, optaron por proteger el acantilado mediante la colocación de piedras imitando la forma natural de protección.

Independientemente del criterio científico o de seguridad seguido para realizar la actuación de Barranco Rubio, y teniendo en cuenta que la belleza puede ser subjetiva, el resultado de la acción ha modificado el aspecto de una parte de la costa.

Nuevos peligros amenazan nuestras costas

Fotografía de Ángel Cerdán (

Fotografía de Ángel Cerdán

La primera quincena de julio de 2010, inicio de las vacaciones para muchos, y de ese ocio estival que para tantos proporciona la costa española, nos trae una nueva y muy preocupante noticia, que hace nuevamente saltar todas las alarmas en cuanto a la conservación de nuestras maltrechas áreas costeras: el Congreso de los Diputados debate una reforma de gran calado para rebajar la Ley de Costas aprobada en 1988, y reconvertirla en otra norma, distanciada de la anterior, como es la Ley del Medio Marino.

De ello se hace eco un artículo publicado por el Diario EL PAÍS titulado “Nubarrones sobre el litoral”,* cuyo autor, el que fue Secretario de Estado y redactor en 1988 de la Ley de Costas, Fernando Palao, afirma que aquella ley tenía un claro objetivo, ahora presumiblemente amenazado:convertir un espacio de nadie en un espacio de todos”. Y apunta que este objetivo podría transformarse en la conversión del dominio público litoral en “un espacio de algunos“.

Recordemos que en su exposición de motivos la Ley se justificaba en la progresiva destrucción y privatización del litoral y la defensa de su equilibrio, progreso físico, protección y conservación de sus valores naturales y culturales, así como el disfrute abierto a toda la sociedad. Y en su artículo 1, se remarca como objeto la determinación, protección, utilización y policía del dominio público marítimo terrestre y especialmente de la ribera del mar.

El autor, de manera valiente, afirma sin fisuras que la costa es un patrimonio colectivo que no se debe compartimentar, y recuerda las dificultades que la Ley de Costas, ahora en entredicho, ha tenido a la hora de verse aplicada de manera contundente. En este sentido, los responsables políticos, tal como también se hace eco el autor, temen en gran medida la repercusión electoralista en el caso de aplicación de una Ley que lógicamente va en contra de muchas de las ocupaciones irregulares de la franja costera española, en pos de la defensa del litoral, y desfavoreciendo la especulación y el desmedido desarrollo urbanístico, así como el mal uso de un patrimonio que debe estar para uso y disfrute de toda la sociedad.

A colación del tema, WWF/Adena recuerda que “en España la costa es pública desde los tiempos de Alfonso X el Sabio y que la franja costera no debería ocuparse, siempre prevaleciendo por encima de todo el interés general”. En definitiva, desde SOS Paisajes de Mar, estaremos atentos a las conclusiones que nuestros dirigentes políticos adopten en cuanto al mantenimiento, reforma o sustitución de una Ley de Costas, que desde su aprobación en 1988, y a pesar de las dificultades en cuanto a su gestión y aplicación, ha ayudado a la defensa del litoral y a evitar apropiaciones indebidas del dominio público marítimo terrestre.


* Diario EL PAÍS, 9 de julio de 2010. “Nubarrones sobre el litoral” (Fernando Palao).

El “efecto pantalla” en la destrucción del paisaje costero

cid_729b8ae2-cd4a-4c90-a545-313ca2975a5c

Un reciente informe presentado en la Universidad de Alicante por parte  del Instituto Universitario “Ramón Margalef”, a través del Observatorio de Impacto Ambiental y Territorio (1), nos habla claramente de la excesiva congestión urbanística de la ribera alicantina (realidad que podría extenderse desgraciadamente a muchos otros puntos de las maltratadas costas españolas), tanto en la propia franja litoral como prelitoral, causando por ello, graves daños a nuestro patrimonio paisajístico costero. Como paradigma de ello, se recalca el apantallamiento o “efecto pantalla” que produce la excesiva edificación y construcción de infraestructuras en la línea de costa, con ejemplos significativos en lugares como Cabo de las Huertas y Playa de San Juan, o la propia Isla de Nueva Tabarca, un conjunto patrimonial de primer orden desde el punto de vista monumental y natural, que ha sufrido en los últimos años la construcción de nuevos inmuebles muy cerca del paseo de ronda de su histórica muralla costera.

Las consecuencias son variadas: impacto ambiental y paisajístico muy perjudicial, deterioro del patrimonio integral de nuestras costas, así como generación de problemáticas en cuanto a la movilidad no sostenible.

En el trabajo realizado por el Observatorio se apunta, desde nuestra humilde opinión de forma muy acertada, la necesidad de ampliación de la línea de protección litoral más allá de los cien metros actuales que marca la actual Ley de Costas, poniendo como ejemplo el ensanche de este espacio aprobado recientemente en la Comunidad de Galicia. De la misma forma, también se recalca la conveniencia de establecer bases de datos que puedan informar sobre la sostenibilidad del territorio, su paisaje y la riqueza patrimonial,  y con ello ayudar a la hora de realizar la ordenación del territorio por parte de las administraciones competentes.

En definitiva, muchas son las acciones que se deben llevar a cabo, probablemente en base a la aprobación de nueva legislación más sensible con la defensa del territorio costero, la protección paisajística y claramente adaptable en lo que se refiere a la reducción de los impactos ambientales, pero también aplicando de manera contundente las normativas territoriales que actualmente sí existen en nuestras leyes, y que desafortunadamente no siempre tienen su reflejo en la realidad.


(1) Diario INFORMACIÓN 24 de marzo de 2010.

Video de la reunión de Nueva Tabarca

Os dejamos un video recopilación de fotos tomadas por Elias Gomis durante el fin de semana del 19 de Junio, fecha en la que el equipo de S.O.S. Paisajes de Mar se reunión en la Isla de Nueva Tabarca, en Alicante.

Esperamos que os guste