Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

La destrucción del paisaje

Y es que si este blog y este equipo funciona es gracias a sus lectores que siguen motivando al equipo para que no se nos pase detalle.

Esta mañana nuestro compañero Elias se hace eso de esta publicación del diario El País donde, entre sus líneas, podéis leer este párrafo que no tiene desperdicio.

Os recomendamos leer la noticia completa en este enlace:

http://elpais.com/elpais/2014/07/04/opinion/1404467694_368257.html

 

¡¡Que viva el ladrillo!!

Nación Rotonda: Urbanicidios escogidos from Nación Rotonda on Vimeo.

El “efecto pantalla” en la destrucción del paisaje costero

cid_729b8ae2-cd4a-4c90-a545-313ca2975a5c

Un reciente informe presentado en la Universidad de Alicante por parte  del Instituto Universitario “Ramón Margalef”, a través del Observatorio de Impacto Ambiental y Territorio (1), nos habla claramente de la excesiva congestión urbanística de la ribera alicantina (realidad que podría extenderse desgraciadamente a muchos otros puntos de las maltratadas costas españolas), tanto en la propia franja litoral como prelitoral, causando por ello, graves daños a nuestro patrimonio paisajístico costero. Como paradigma de ello, se recalca el apantallamiento o “efecto pantalla” que produce la excesiva edificación y construcción de infraestructuras en la línea de costa, con ejemplos significativos en lugares como Cabo de las Huertas y Playa de San Juan, o la propia Isla de Nueva Tabarca, un conjunto patrimonial de primer orden desde el punto de vista monumental y natural, que ha sufrido en los últimos años la construcción de nuevos inmuebles muy cerca del paseo de ronda de su histórica muralla costera.

Las consecuencias son variadas: impacto ambiental y paisajístico muy perjudicial, deterioro del patrimonio integral de nuestras costas, así como generación de problemáticas en cuanto a la movilidad no sostenible.

En el trabajo realizado por el Observatorio se apunta, desde nuestra humilde opinión de forma muy acertada, la necesidad de ampliación de la línea de protección litoral más allá de los cien metros actuales que marca la actual Ley de Costas, poniendo como ejemplo el ensanche de este espacio aprobado recientemente en la Comunidad de Galicia. De la misma forma, también se recalca la conveniencia de establecer bases de datos que puedan informar sobre la sostenibilidad del territorio, su paisaje y la riqueza patrimonial,  y con ello ayudar a la hora de realizar la ordenación del territorio por parte de las administraciones competentes.

En definitiva, muchas son las acciones que se deben llevar a cabo, probablemente en base a la aprobación de nueva legislación más sensible con la defensa del territorio costero, la protección paisajística y claramente adaptable en lo que se refiere a la reducción de los impactos ambientales, pero también aplicando de manera contundente las normativas territoriales que actualmente sí existen en nuestras leyes, y que desafortunadamente no siempre tienen su reflejo en la realidad.


(1) Diario INFORMACIÓN 24 de marzo de 2010.

Cambios de Ocupación del Suelo en la costa 1987-2005: pérdida acelerada de servicios de los ecosistemas y destrucción de un bien común

d-guardamar11

Fotografias de Jose B. Ruiz

Artículo por Fernando Prieto. Departamento de Ecología. Universidad de Alcalá. Asesor científico de S.O.S. Paisajes de Mar

Las cosas que comunalmente pertenecen a todas las criaturas que viven de este mundo son éstas: el aire, el agua de la lluvia, el mar y su ribera.

No se puede edificar en la ribera de modo que se embargue el uso comunal de la gente.”

Alfonso X el Sabio. Siete Partidas , texto del sglo XIII

(citado por Carlos Peña, subd. adjunto de Sostenibilidad de la Costa, MARM)

NOTA: Este artículo consta de varias páginas. Pulsar continuar leyendo al final de la página

RESUMEN

El litoral es un recurso escaso de importancia estratégica y sometido a múltiples presiones. A continuación se analizan algunos de los principales procesos que afectan a la sostenibilidad del litoral español y se realizan una serie de propuestas para su mantenimiento para las generaciones futuras.

Los 8.000 kilómetros de litoral delimitan una franja escasa, del orden del 4,25% de la superficie del país (hasta los primeros 5 km) y que concentra el 44% de la población. Además, sobre esta franja gravitan varios sectores económicos claves de la economía de los cuales el principal es el turismo, (El 80% de los 55 millones de turistas que visitan España va al litoral) pero también sectores como la pesca, la acuicultura, el uso recreativo, determinada agricultura, las energías renovables, etc.. y poseen valiosos espacios protegidos (como Doñana, el delta del Ebro, etc..) y son uno de los más valiosos recursos estratégicos del país.

Sin embargo sobre este escaso recurso está aumentando en los últimos 20 años la ocupación masiva del territorio, afectando negativamente a la funcionalidad física y natural del litoral. En efecto, con los datos del proyecto Corine Land Cover obtenidos a partir de imágenes de los años 1987, 2000 y 2005 (datos provisionales) se observa que el ritmo de construcción en la costa en los dos primeros kilómetros de litoral se multiplicó por4 entre el periodo 1987-2000 y el periodo 2000-2005, pasándose de 1.520 ha anuales de incremento de superficie artificial excluyendo canarias a 6.152 en el siguiente periodo (2.305 ha anuales incluyendo canarias).  La media entre 1987 y 2005 fue de 2.800 ha anuales o lo que es lo mismo de 8 ha/día transformadas.

Para analizar los procesos que se desarrollan en esta franja se utiliza el modelo F-P-S-E-I-R, propuesto por la OCDE y la AEMA en su día y detallando las principales Fuerzas motrices y los Impactos, -irreversibles en muchos casos-, que originan estas presiones además de las Presiones, el Estado y las Respuestas de las administraciones y la sociedad civil. Los datos utilizados son los más recientes y elaborados con las mejores tecnologías disponibles. Se analizan indicadores clave de la franja del litoral, como el incremento de la superficie artificial o la pérdida o ganancia de ecosistemas clave entre 1987 y 2005, las superficies protegidas declaradas y como respuesta las estrategias tomadas por los diferentes niveles de administraciones.

Se observa cómo el modelo de cinco fases del ciclo del desarrollo urbanístico en la costa:

  1. exploración,
  2. creación de infraestructuras,
  3. expansión,
  4. intensificación,
  5. maduración y saturación

puede observarse en las distintas zonas, y cómo, este ciclo, se está extendiendo desde algunas zonas concretas del mediterráneo hasta el resto del mediterráneo y del conjunto del litoral después.

Se describen algunos estudios de caso, representativos de procesos muy extendidos de lo que ha sucedido, tales como:

  • la realización de infraestructuras de alta capacidad que permiten el rápido acceso y posteriormente la transformación del litoral
  • la realización de nuevas carreteras en zonas todavía no fácilmente accesibles,
  • la realización de aeropuertos de bajo coste
  • la declaración de espacios protegidos

y cómo estas políticas han tenido efectos significativos en el litoral español.

Finalmente se realiza un análisis de prospectiva del incremento de la superficie artificial en los próximos años.

Como principal amenaza para el futuro se encuentra la superficie ya declarada como urbanizable (aunque no está urbanizada) y la realización de infraestructuras- en muchas ocasiones- públicas que permiten posteriormente desarrollos urbanísticos.

La falta de planificación, de transparencia y de rendición de cuentas en este escaso ecosistema se revela como el principal peligro para la sostenibilidad de litoral. Como buenas prácticas destacan las estrategias de algunas CCAA, de Consejos Insulares y de muchos municipios que será necesario extender al conjunto, dado lo escaso del recurso. Además, en un escenario previsible de cambio climático será necesario estudiar zona a zona cuales pueden ser los impactos esperables en cada uno de los tramos de costa..

España tiene todavía una de las costas más diversas y excepcionalmente valiosas de Europa. El potencial del uso de los recursos naturales, la biodiversidad, el propio desarrollo de los sectores económicos y, también la calidad de vida de las generaciones actuales y venideras están determinados por el alcance y los modos de esta ocupación del litoral, de ahí la responsabilidad que tenemos para la gestión racional de este recurso.

Continuar leyendo / Continue reading »»»»» Cambios de Ocupación del Suelo en la costa 1987-2005: pérdida acelerada de servicios de los ecosistemas y destrucción de un bien común

El español y el paisaje

Paisade de Jose B. Ruiz

Fotografia de José B. Ruiz.

Como todos sabéis uno de los objetivos fundamentales del proyecto S.O.S. Paisajes de Mar, es conseguir proteger lugares de nuestra costa que tengan un alto valor paisajístico. Por ello, nos es grato encontrar este artículo del escritor Julio Llamazares,  que lanza una voz de alarma y un llamamiento en el mismo sentido.

Llamazares sostiene que el interés por el paisaje en España ha sido más tardío que en otros países de nuestro entorno. Sin embargo, durante el último siglo o siglo y medio, a través de la liteteratura y la pintura, hemos podido comprobar como el paisaje pasaba de ser un mero marco o fondo de escenario, a ser descrito “como lo que verdaderamente es: el gran espejo que nos refleja y conforma nuestra sensibilidad.”  El autor, recuerda la importancia que han tenido los paísajes en las obras de nuestros autores desde la Asturias de Clarín hasta la Castilla de Machado, a quien considera “el verdadero descubridor del sentido literario del paisaje.”

Pero quizá ese valor que descubrieron nuestros artistas no ha llegado a todos los rincones, o así lo ve el escritor leonés. Porque el paisaje en sí mismo, sigue sufriendo injustificables desprecios por parte de alguna gente de nuestro país.

Sólo así puede explicarse la destrucción progresiva a la que lo somete, tanto con obras públicas como privadas, no siempre necesarias y a veces incomprensibles (y que contrasta con el respeto que el paisaje recibe en otros países), y sólo desde esa perspectiva puede entenderse el desprecio que el paisajismo, como concepción estética, merece generalmente por parte de una crítica ignorante que considera aquél algo secundario y de una sociedad para la que el paisaje es sólo lo que se ve por la ventanilla al pasar en coche.

Ahora que la crisis económica ha detenido de golpe la destrucción a la que nuestro país ha sometido durante décadas los diferentes paisajes de nuestra geografía, quizá sea la ocasión de replantearse el modo en el que los españoles contemplamos el mundo que nos rodea, tan alejado del de nuestros vecinos.   ….una oportunidad para hacer ver a nuestros gobernantes que…los paisajes son tan valiosos para nuestra felicidad como la sanidad o la educación.

Hagamos pues como decía Pla, seamos humanos y demostremos que somos capaces de disfrutar del  paisaje con mirada inteligente.

Podéis ver la columna completa en la versión online del periódico El Pais.