Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

Pide que los corruptos no puedan optar a cargos públicos

corrupto

Por una legislación que prohíba que individuos que han estado relacionados con la corrupción sean candidatos a elecciones u ocupen puestos públicos.

Los abajo firmantes, ciudadanos conscientes de la grave situación que atraviesa el litoral español con elevadas tasas de destrucción de sus ecosistemas, con una edificación masiva e irreversible en primera línea, con amplias zonas contaminadas y con falta de depuración de las aguas que se vierten, tenemos también la certeza de que todavía se pueden conservar extensas zonas y se puede detener la espiral de destrucción para legar a las generaciones futuras este patrimonio común en las mejores condiciones posibles de conservación.

Por otra parte, sabemos, que esta situación ha sido permitida o incluso potenciada, la mayoría de las veces, por una parte de los responsables políticos municipales, autonómicos y estatales; en ocasiones, incluso, con intereses directos o indirectos, urbanos o inmobiliarios.

Por ello, proponemos que aquellas personas sobre las que haya recaído sentencia firme en la que se declare probada su participación en hechos que hayan podido representar daño al dominio público marítimo terrestre y a los bienes que lo integran queden inhabilitadas para su participación como elegibles en cualquier tipo de proceso electoral.

Por estas razones se inicia esta recogida de firmas con el objeto de elevarla al Congreso de los Diputados de forma que los políticos acusados o inculpados no puedan continuar en sus cargos ni optar a la reelección, evitando así que puedan cometer delitos con efectos sobre el patrimonio común de los habitantes actuales y futuros.

Al firmar la petición estarás enviando esta carta

Destinatario: Presidente del Gobierno

Al Presidente del Gobierno:

Solicitamos que se den los pasos necesarios para que las personas acusadas o inculpadas en causas penales, o con graves responsabilidades en asuntos administrativos, sobre las que haya recaído sentencia firme en la que se declare probada su participación en hechos que hayan podido representar daño al dominio público marítimo terrestre y a los bienes que lo integran, no puedan concurrir como candidatos o presentarse en elecciones, ni municipales, ni autonómicas ni estatales; por ninguna lista o partido o, en su caso, ocupar cargos públicos.

Esto es con el objeto de que exista mayor transparencia y buen gobierno en las instituciones y que se traduzca en la conservación de los recursos comunes.

Atentamente,

Puedes firmar digitalmente en estos enlaces o en el formulario de abajo de actuable:


Idac
Han actuado
0 personas
Nos faltan
0 firmas

Actúa ahora

Tu nombre
Tu apellido
Tu correo-e
Cód. Postal



Costas y el ayuntamiento de Orihuela modifican el aspecto de un acantilado tras un derrumbamiento

La zona afectada se encuentra entre la desembocadura de Barranco Rubio y la primera playa de Mil Palmeras

La zona acantilada comprendida entre la desembocadura de la rambla de Barranco Rubio y la primera cala de Mil Palmeras sufrió, el pasado mes de agosto, una clara alteración del paisaje. Tras un desprendimiento localizado las autoridades competentes, en este caso Costas y el ayuntamiento de Orihuela, decidieron extender el material caído por toda la zona acantilada, cambiando radicalmente el aspecto del lugar.

José Antonio Aniorte, concejal delegado en la zona de Orihuela Costa, declaró a esta redacción que tras dos desprendimientos en la zona, desde su Concejalía pusieron en conocimiento de Costas el hecho, y la posible peligrosidad que entrañaba a los usuarios de las playas colindantes, que utilizan la zona como paso.

Estado original.

Estado original

Estado actual.

Estado actual.

Según el concejal, costas envió una máquina escavadora que realizó trabajos basados únicamente en la seguridad de las personas usuarias de la playa. Al mismo tiempo, aseguró que desde el estamento estatal le adelantaron que tras la época estival se haría un estudio del lugar para intentar una actuación definitiva que asegure el terreno.
Según fuentes consultadas, este tipo de acantilado, presente en bastantes kilómetros de costa, tanto en Pilar de la Horadada como en Orihuela, es de un material poco firme y muy sensible a la acción del mar y del viento, por lo que son frecuentes los derrumbamientos.

Al parecer, el mismo acantilado se protege de la acción del mar cuando, tras un derrumbamiento, caen piedras grandes que se encuentran en su interior y forman un rompeolas natural. El problema, según las mismas fuentes, se crea cuando se derrumba una zona en la que no existen estas piedras, con lo que infraestructuras creadas en la zona superior del acantilado tienen el peligro de verse afectadas en el caso de una sucesión de derrumbamientos.

Un ejemplo claro de esta circunstancia se dio en la zona sur de la playa del Puerto, en la Torre de la Horadada, donde existía el peligro de que el paseo marítimo sufriera daños en el caso de un derrumbamiento de tierras. En este caso, la autoridades competentes, también Costas y el ayuntamiento de Pilar de la Horadada, optaron por proteger el acantilado mediante la colocación de piedras imitando la forma natural de protección.

Independientemente del criterio científico o de seguridad seguido para realizar la actuación de Barranco Rubio, y teniendo en cuenta que la belleza puede ser subjetiva, el resultado de la acción ha modificado el aspecto de una parte de la costa.

S.O.S. Paisajes de Mar: Informe de ALMERÍA

DESCRIPCIÓN GENERAL

Localización

La provincia de Almería forma parte de la comunidad Andaluza y se encuentra al sureste de la Península Ibérica. Su densidad de población se encuentra por debajo de la media española. Es una de las provincias más montañosas y en ellas habita el 46% de la población. El clima de Almería es subdesértico, mediterráneo, cálido y seco.

Longitud de Costa

La superficie de la provincia de Almería es de 8.774 km² en la que encontramos una línea de costa de 219 kilómetros lineales.

Morfología de la costa

La costa de Almería incluye numerosos accidentes geográficos, destacando entre ellos el golfo de Almería, el Cabo de Gata, punta Entinas y punta Sabinar. Hay además islotes de cierta importancia como el de Terreros, San Andrés y la Isla de Alboran. El cuarenta por ciento de la costa almeriense se corresponde con acantilados de mayor o menor entidad. El sesenta por ciento restante, unos 130 km, es costa baja o arenosa, con playas.

Estado General

La costa almeriense ha sido ampliamente castigada por diversas agresiones. No sólo la especulación urbanística ha ocupado la línea próxima al mar, también los cultivos en invernadero se han establecido en grandes extensiones junto al litoral. Existen lugares donde el mar plantea ya serios problemas en infraestructuras, como sucede en Almuñécar, donde el oleaje alcanza la carretera principal de la población, que transcurre paralela al mar en una gran distancia.

Espacios litorales protegidos

Parques Naturales

  • Cabo de Gata-Nijar.

Parajes Naturaless

  • Paraje Natural de Alborán.
  • Paraje de Punta Entinas-Sabinar.

Monumentos Naturales

  • Monumento Natural Isla de Terreros e Isla Negra.
  • Monumento Natural Arrecife Barrera de Posidonia, en las proximidades de la costa de Roquetas de Mar.
  • Monumento Natural Isla de San Andrés, en el termino de Carboneras.

Reservas Naturales

  • Reserva Natural Albufera de Adra.
  • Reserva Natural Punta Entinas-Sabinar.

LIC (Lugares de Interés Comunitario)

  • Albufera de Adra.
  • Cabo de Gata-Níjar.
  • Isla de Alborán.
  • Isla de San Andrés.
  • Punta Entinas-Sabinar.

ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves)

  • Albufera de Adra.
  • Cabo de Gata-Nijar.
  • Isla de Alborán.
  • Punta Entinas-Sabinar.

Fotografiar el paisaje

Las limitaciones en muchos puntos han sido severas a causa de la profusión de construcciones –ya sean urbanizaciones o casitas diseminadas por la costa. Hay zonas extensas, como el Cabo de Gata y su entorno, donde el paisaje costero ha sido menos agredido, por más que los núcleos inmersos en el parque sigan expandiéndose desmedidamente, caso de Isleta del Moro o San José. Sin embargo, en las zonas que no han sido protegidas, el paisaje, aún con gran valor estético, ha sido severamente agredido.

LOS LUGARES MÁS BELLOS

Cala Carbón

  • Emplazada dentro del parque natural de Cabo de Gata, es la última que hay entre San José y el Cabo. En realidad son dos pequeñas calas separadas por un montículo.
  • Ambas tienen posibilidades fotográficas y en sus vistas no se aprecia ninguna construcción artificial.
  • En el mar hay una chimenea volcánica con forma de monolito.

Cala Carbón. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Mantener la cala libre de residuos.

Cala Manacá

  • Es una cala de guijarros y arena emplazada tras las urbanizaciones costeras de Mojácar.
  • Es una zona natural con un gran monolito en el mar y algunas rocas muy reconocibles.
  • En la cima de una montaña hay un chalet sobre el mar que limita las vistas desde la cala y cuyas luces impiden algunas tomas nocturnas.

Cala Manacá. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Retranquear el restaurante.
  • Eliminar las viviendas de primera línea en las proximidades.

Cala Manacá. Fotografía de Jose B. Ruiz

Cala Peñón Cortado

  • Una cala recóndita a la que se accede por un arco natural en la roca. Es un lugar accidentado, con acceso a las proximidades en vehículo, pero con un desplazamiento final a pie. La cala es cerrada, de guijarros muy finos, con un pequeño islote en el mar.
  • Junto a la cala hay otra sin acceso desde tierra y llena de escollos, que puede ser fotografiada desde arriba.

Cala Peñón Cortado. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Mantener la cala en su estado actual.

Cala Peñón Cortado. Fotografía de Jose B. Ruiz

Cala Rajá

  • Se accede por una pista de tierra y, además de fotografiar en la cala, por una senda llegamos a una vista próxima del islote conocido como “Dedo de Dios”, uno de los iconos del parque natural.
  • Está próximo a los cantiles de tierra y tiene una forma muy peculiar, como el resto de chimeneas volcánicas de la zona.
  • Las laderas del cantil suave permiten diversas tomas y ángulos de visión.

Dedo de Dios. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Mantener la cala libre de residuos.

Los Escullos

  • La costa de los Escullos tiene orientación Este, está formada por una sucesión de calas de aspecto muy diverso, de arena, guijarros, rocosas, y con grandes posibilidades estéticas.
  • Los fondos son puntas con formaciones muy reconocibles.
  • Hay también numerosos escollos emergidos.

Los Escullos. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Eliminación de las edificaciones próximas al borde del acantilado.
  • Retranqueo de un local de ocio ilegal en las proximidades del Castillo de San Felipe.
  • Retirada de la iluminación artificial en la cala de San Felipe.

Los Escullos. Fotografía de Jose B. Ruiz

Los Escullos. Fotografía de Jose B. Ruiz

Isla Negra

  • Muy cerca de la población de San Juan de los Terreros y frente a una zona acantilada con gran valor ecológico y paisajístico se encuentra este conjunto de islotes.
  • La Isla Negra está orientada al este y en ella nidifican las aves marinas. A la vista queda también, más alejado, el islote de San Juan, frente a un baluarte de vigilancia costera.

Isla Negra. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Es de gran importancia conservar la zona norte aledaña a la población sin urbanizar.

Playa de los Muertos

  • Cerca de la población de Carboneras hay una extensa playa de guijarros de distinto grosor, con monolitos aislados al final de la misma y algunas rocas en el mar.
  • La playa acaba en acantilados de considerable altura.
  • Hacia el norte el fondo de Carboneras, la chimenea de la central y las instalaciones del puerto imposibilitan tomas de paisaje natural.

Playa de los Muertos. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Minimizar la vista del fondo edificado de Carboneras mediante alguna medida como un talud artificial.

Punta Entinas y El Sabinar

  • En una punta de tierra se mantiene una amplia zona natural rodeada de urbanizaciones.
  • Las dunas mantienen una vegetación rica y variada con presencia de sabinas.
  • A causa del alto nivel freático la zona se encharca con frecuencia y hay saladares.

El Sabinar. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Limitar el acceso y tráfico de vehículos a motor en la zona.

Las Sirenas

  • El arrecife de las Sirenas son un conjunto de escollos de origen volcánico bajo el faro de Almadraba de Monteleva.
  • La zona es muy fotogénica, con diversas rocas en el mar y numerosas calas en dirección norte, donde se acantila la mole del cabo.

Las Sirenas. Fotografía de Jose B. Ruiz

Medidas propuestas:

  • Eliminar las edificaciones próximas al mar, casetas y rieles para embarcaciones.

Las Sirenas. Fotografía de Jose B. Ruiz

Destrucción a toda costa: Cantabria

d-nocheben04

Foto de Benidorm de Jose B. Ruiz

Extracto del Informe “Destrucción a toda Costa 2009”, de Greenpeace (continuación de nuestro análisis del informe de Greenpeace)

De los 298,8 kilómetros de costa que tiene Cantabria, teóricamente 133,8 km están protegidos. Es decir, un 44,8% del litoral cántabro cuenta con alguna figura de protección. Pero la mayoría de estos espacios no gozan de una protección adecuada y son numerosos los ejemplos de urbanismo, infraestructuras y contaminación que están acorralando este valioso medio natural.

La lluvia es uno de los motores principales del medio natural de Cantabria y regula sus ecosistemas. Pero estudios realizados sobre los efectos del cambio climático en España, elaborados con datos de 1949 a 2000 muestran una reducción clara de las lluvias en la mayoría del territorio, y en particular en el Cantábrico. De hecho, en Santander ya se ha registrado una disminución de 4,8 milímetros de lluvias al año.

VIVIENDAS ILEGALES

El litoral cántabro está sometido a una continua y acelerada urbanización. En Cantabria, cinco municipios cuentan con viviendas de varias urbanizaciones sobre las que pesan hasta 23 sentencias firmes de derribo que afectan a 523 viviendas en Argoños, Arnuero, Escalante, Miengo y Piélagos. Tan sólo en este último municipio, se acumulan más de 200 viviendas con sentencias de derribo. La Asociación de Maltratados por la Administración ha cifrado en 234 millones de euros el coste de los derribos y las indemnizaciones. Casi 4.000 personas están directamente afectadas por la mala gestión de los ayuntamientos y de la comunidad autónoma de Cantabria que permitieron la construcción de estas viviendas ilegales.

Cantabria, después de la comunidad valenciana, ocupa el segundo lugar en porcentaje de ocupación artificial en los primeros 100 metros costeros, un 17%.

INFRAESTRUCTURAS DEPREDADORAS: LA AUTOPISTA DOS MARES

El proyecto estrella del Gobierno de Cantabria es la denominada autopista Dos Mares (AP-69) que unirá directamente Cantabria al valle del Ebro, con el objetivo de agilizar el tráfico entre Bilbao y Cantabria. Esta infraestructura atravesaría 25 espacios reconocidos por su valía ambiental por la Unión Europea y que conforman la Red Natura 2000. En total se proyecta sobre 17 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y 8 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

El Ministerio de Medio Ambiente ha señalado que el proyecto es “incompatible con la conservación de la biodiversidad ya que ocasionaría impactos de gran magnitud tanto a nivel general como a nivel particular. Los impactos señalados son la fragmentación de hábitats, el efecto barrera sobre las especies animales y que ponen en peligro la cohesión global de la Red Natura 2000”. De momento, el Ministerio no ha emitido la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto.

PLAN DE PUERTOS DE CANTABRIA

En el año 2008, Cantabria disponía de 3.138 amarres para barcos deportivos y pesqueros. En ese año, el número de matriculaciones nuevas de recreo cayó un 8,29%. Pese a estos datos negativos que demuestran el descenso de la demanda de embarcaciones, a mediados del año pasado el ejecutivo regional aprobó el Plan de Puertos e Instalaciones Portuarias de Cantabria.

El Plan contempla grandes actuaciones en Castro Urdiales, un nuevo puerto en Laredo, el nuevo puerto deportivo interior de San Vicente de la Barquera y ampliaciones en Colindres, Santoña y Comillas, que supondrán 2.750 nuevos atraques, principalmente para embarcaciones de recreo. El Gobierno de Cantabria invertirá 266 millones de euros de dinero público hasta 2013 en unas infraestructuras de las que sólo podrán disfrutar unos pocos. Muchas de estas infraestructuras se encontrarán dentro de espacios protegidos. La actividad portuaria es uno de los mayores focos de contaminación difusa a los que puede estar sometido un entorno que se quiere proteger. De hecho, en un documento del Gobierno de Cantabria se afirma: “Los puertos suponen un foco de contaminación debida a los hidrocarburos y aceites de los motores, las pinturas de los cascos, los residuos sólidos asociados al intenso uso público y otros factores. Esta contaminación es difícilmente cuantificable y su control es casi inabordable, a pesar de la normativa existente”.

Destrucción a toda costa: Islas Baleares

untitled-11

Fotografía de Jose B. Ruiz

Extracto del Informe “Destrucción a toda Costa 2009”, de Greenpeace (continuación de nuestro análisis del informe de Greenpeace)

De los 1.283 kilómetros de costa de las Islas Baleares, un 26,9% está protegido. Las afecciones directas sobre los Espacios Naturales Protegidos (ENP) del archipiélago son difíciles de cuantificar porque, en la mayoría de casos, no se trata de grandes proyectos urbanísticos o de infraestructuras, sino de pequeños mordiscos al territorio protegido en forma de viviendas unifamiliares, carreteras, reformas, etc. Estas agresiones se traducen en un panorama global de pérdida de territorio, valores ambientales y calidad de vida para sus habitantes.

Aunque más del 40% de las viviendas están vacías la mayor parte del año, en las islas baleares se cementan o asfaltan 1,4 hectáreas de territorio cada día.

TURISMO INSOSTENIBLE

En apenas cuatro décadas, el número de visitantes se ha multiplicado por 40 hasta sobrepasar los 13 millones anuales, lo que supone un 1,2% de todo el turismo internacional. Sin embargo, y según un estudio de la Universidad de las Islas Baleares, el éxito macroeconómico no se corresponde con una mejor calidad de vida para la sociedad local.

El paradigma de esta locura está en el turismo de urbanización fija o residencial. Las Islas Baleares experimentaron el asentamiento de ciudadanos principalmente alemanes, ingleses y españoles desde el inicio de los años noventa. El sector de la construcción aporta un 10% del Valor Añadido Bruto (VAB) y ocupa a un 15% de la población activa. La Inversión Extranjera Directa inmobiliaria y de la construcción ronda los 50 millones de euros anuales, procedentes en un 30% de paraísos fiscales. Se calcula que hasta un 44% de los turistas se alojan en oferta ilegal, sin autorización de la administración turística ni pago de impuestos. Los inconvenientes sociales de la residencialización son: el incremento del precio de la vivienda, de hasta el 25% anual; la sobredimensión de las infraestructuras a cargo del erario público; la pérdida de puestos de trabajo cualificados y de negocio en la hotelería y la restauración; el cierre del acceso público al territorio; la pérdida de tierras de cultivo y la “elitización” del espacio. En las Islas Baleares un 39% de las viviendas no son de uso principal.

CONSECUENCIAS AMBIENTALES

Según la Universidad de las Islas Baleares, la construcción de urbanizaciones y segundas residencias supone un intenso consumo de suelo y territorio, por ser una ocupación extensiva e ineficiente. El 45% de la energía consumida se destina al trasporte, para estancias más cortas y frecuentes, y el 40% al consumo eléctrico.

En Baleares hay más vehículos que habitantes y el consumo de agua alcanza los 500 litros por habitante (el doble de la media nacional), debido a la abundancia de jardines y piscinas. Otro ejemplo del desequilibrio ambiental está en que Baleares tiene una tasa de producción de residuos de más de una tonelada por habitante y año, la más alta de España. Un ejemplo más de la urbanización elitista del territorio son los campos de golf. Sólo Mallorca tiene ya 23 campos de golf, y 11 más en proyecto o construcción. Cada uno de ellos consume el agua equivalente a la necesaria para abastecer a 12.000 habitantes.

LA LEY BALEAR DE VIVIENDA

Si por un lado la Ley 4/2008 de medidas urgentes para un desarrollo territorial sostenible en las Islas Baleares pretende equilibrar el desarrollo en el archipiélago, la contradicción es absoluta si se tiene en cuenta la nueva Ley de Vivienda del Govern, presentada como una ley para obtener suelo público en un momento de crisis económica. Con la recalificación de los solares, que pasarán a tener categoría de Reserva Estratégica de Suelo, se podrá usar suelo rústico para poder edificar viviendas cuando no haya posibilidad de hacerlo en urbano. La Ley permite la construcción de 5.000 viviendas en cinco en terrenos que actualmente son rústicos.

DESTRUCCIÓN POR INFRAESTRUCTURAS

La especialización turística también ha supuesto el sobredimensionamiento de las infraestructuras, especialmente de transporte: aeropuertos internacionales en las tres principales islas con más de 30 millones de pasajeros el 2008; puertos de carga con más de 13 millones de toneladas de mercancías ese mismo año; y 200 km de autopistas y desdoblamientos viarios interurbanos. Los megaproyectos de infraestructuras ensanchan las “arterias” que riegan el territorio.

Este aumento de población ha traído consigo también un mayor desarrollo de las infraestructuras de servicio, con consecuencias negativas para el medio ambiente. La mayor demanda de energía ha provocado la ampliación del abastecimiento energético con centrales de producción eléctrica (1.600 megavatios procedentes en un 80% de la quema de carbón sudafricano, el mayor responsable del cambio climático). Recientemente, también se ha reforzado el sistema con el proyecto de conexión con la red eléctrica continental vía cable submarino.

Asimismo, la necesidad de recursos hídricos ha potenciado la desalación de agua de mar, que ya cubre más del 40% del abastecimiento de Palma de Mallorca.

Por último, el aumento de la cantidad de basuras ha supuesto un incremento de la incineración de residuos sólidos urbanos, que supera el 40% en el caso de Mallorca. Esta técnica emite gases contaminantes que agravan el cambio climático y ponen en riesgo la salud. Provoca altas concentraciones de dioxinas y furanos, y en 2007 generó más de 108.000 toneladas de cenizas y escorias de elevada toxicidad con metales pesados (cadmio, plomo, mercurio, cromo y cobre).