Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

PATRIMONIO INTEGRAL: PROCESO HACIA UN SISTEMA BIOCULTURAL COMPLEJO

Desde SOS Paisajes de Mar queremos hacernos eco de una interesante obra publicada en 2010 por la Universidad del País Vasco, coordinada por el profesor Iñaki Arrieta Urtizberea: Museos y Parques Naturales: Comunidades Locales, Administraciones Públicas y Patrimonialización de la cultura y la naturaleza” [1], en la que se ponen de manifiesto opiniones de especialistas e investigadores en la materia sobre los procesos de patrimonialización de la cultura y la naturaleza.

amanecer-en-tabarca

Fotografía cortesía de José Carlos Robles.

Es sabido que desde nuestro proyecto siempre hemos abogado por la idea de huir de la dicotomía entre patrimonio cultural y natural, y en ese sentido, apostar claramente por la idea de un PATRIMONIO INTEGRAL, que aúna los anteriores, y a través del cual nos podemos acercar de una manera más coherente al estudio, conocimiento, difusión, y por ende, conservación de los valores patrimoniales que poseen los territorios, en el caso que nos ocupa, y muy ejemplificador de ello, las zonas geográficas costeras españolas. Éstas son representativas en muchos casos de visicitudes y hechos históricos reflejados en un notable patrimonio inmueble como testigo mudo de los mismos, testimonios etnográficos de gran valor, y todo ello unido a unos valores patrimoniales de índole geológica, paisajística y natural, fundamentales para la comprensión de los anteriores.

La separación entre lo natural y lo cultural inició su andadura en el siglo XVIII, con las ideas expuestas por los pensadores de la época ilustrada, lo que condujo a una gran división en el ámbito de la ciencia: por una lado, las llamadas “ciencias duras”, entre las que estaban las ciencias naturales, y por otro, las que llamaban “ciencias blandas”, entre las que colocaban a las humanidades. Afortunadamente, en los años 80 del siglo pasado, la tendencia comenzaba a cambiar significativamente hacia nuevos planteamientos que algunos autores han llamado pensamiento eco-bio-antroposocial (Morin, E. El Método. La vida de la vida, 1993).

En definitiva y para acabar, decir que estamos totalmente en sintonía con las palabras del profesor Arrieta: “abogamos para que lo cultural y lo natural no se consideren elementos independientes, sino unidades interrelacionadas, partícipes de un sistema biocultural complejo”.


[1] Iñaki Arrieta (Editor), 2010: Museos y Parques Naturales. Comunidades Locales, Administraciones Públicas y Patrimonialización de la cultura y la naturaleza. Universidad del País Vasco. Bilbao.

Por José Manuel Pérez Burgos

Asesor de Patrimonio Histórico Artístico

S.O.S Paisajes de Mar