Follow Me!

Recibir actualizaciones por email / Receive updates by email

Categorías

Amigos

Archivos

Twitter

Posting tweet...

S.O.S. Paisajes de Mar: Informe de IBIZA

Este documento, junto con el resto de documentos que se han ido generando, forman parte del análisis de Ibiza que se ha realizado como parte del proyecto S.O.S. Paisajes de Mar

El objetivo de este informe es describir, tras el análisis realizado, los lugares y áreas de alto valor paisajístico que urge recuperar y proteger así como realizar una descripción general de la región analizada (en este caso Ibiza)

El resto de documentos y soportes que se han generado son como parte del análisis son, entre otros,

El objetivo del proyecto es realizar el mismo estudio para el resto de regiones. Ya se han finalizado también las regiones de Guipuzcoa,  Murcia  y Almería y se están preparando los contenidos

DESCRIPCIÓN GENERAL DE LA REGIÓN

Localización

Ibiza y Formentera forman un archipiélago de 48 islotes con identidad propia llamado las Pitiusas, situado en el sudoeste de las Islas Baleares. La isla de Ibiza se encuentra a 52 millas de la Península Ibérica, frente a las costas de la Comunidad Valenciana. 38.98º N 1.43º E

Longitud de costa.

La superficie de Ibiza es de 572 km2, lo que la sitúa como la tercera isla en extensión de las Baleares. Su costa se extiende a lo largo de 210 km, de los 1.428 km que contabiliza la provincia de las Baleares.

Morfología de costa

La morfología de la costa es bastante abrupta, con acantilados de diversa entidad, donde se alojan calas y playas de moderada extensión, sobre todo en su vertiente norte. A algunas de ellas sólo se puede acceder en embarcación. Alrededor de la isla se encuentran gran número de islotes: Tagomago, sa Conillera, s´Espartal, el impresionante conjunto de es Vedrá y es Vedranell, etc.

La costa al este y sur tiene zonas menos abruptas y hay algunas playas de arena con mayor extensión y accesibilidad. La erosión litoral es muy evidente en muchas zonas de la costa ibicenca.

Estado general

Ibiza vive de un turismo estacional que marca grandes diferencias entre un verano con miles de visitantes en busca de ocio, y el resto del año, en que la isla late a un ritmo más tranquilo. A pesar de que durante cierto tiempo se ha producido una excesiva y descontrolada política de urbanización y construcción de hoteles en playas, calas y cantiles costeros, y de que se ha dañado de forma irreparable algunos lugares, Ibiza mantiene una atmósfera mística y relajante, mezcla de su clima, sus bosques de pinos, sus paisajes, y las célebres puestas de sol en el mar.

Todavía hay lugares de gran belleza paisajística, aunque de muy limitada extensión en su mayoría, que urge recuperar y proteger, dado lo limitado del territorio y las alteraciones que ya ha recibido. Bajo la superficie extensas praderas de fanerógamas marinas ejemplifican el estado óptimo de conservación y la interacción entre el ecosistema marino y el costero.

Espacios litorales protegidos

En 1995 Se declara Reserva Natural al área de las Salinas de Ibiza y Formentera, los islotes existentes entre ambas islas y una amplia franja marina. En 1999 las extensas praderas entre Ibiza y Formentera fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La aprobación de la Ley de Conservación de los Espacios Naturales de Baleares es considerada como un paso más en la rebaja de la protección ambiental generalizada que vivió el archipiélago balear. El instrumento fundamental de desprotección fue la supeditación de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) a las normativas urbanísticas, contraviniendo la prohibición expresa de la legislación estatal vigente en materia de protección ambiental (Leyes 40 y 41/1997 que modifican la Ley 4/1989)11.

A su amparo se desprotegió una considerable superficie del territorio, en lugares de gran valor ecológico y paisajístico.

Fotografiar el paisaje

Las políticas practicadas durante años en Ibiza, fomentando los bloques de hoteles junto al mar, las macrourbanizaciones y los chalets de lujo en zonas privilegiadas, han arruinado para siempre zonas de gran valor paisajístico.

Muchas imágenes de paisajes de gran belleza no se han podido realizar. Incluso en algunas pequeñas y recónditas calas se encuentran veleros fondeados de forma permanente y sin regulación, boyas de flotación para limitar su aproximación a la zona de baño, embarcaderos y casetas en desuso para guardar embarcaciones, restaurantes y chalets privados en las inmediaciones.

Es necesario adoptar medidas para recuperar algunas zonas y asegurar la protección efectiva del paisaje en aquellas zonas con valores evidentes. Entre las zonas litorales mejor conservadas hay varias áreas extensas que ocupan el agreste litoral Noroeste de la isla, con agresiones puntuales, aunque de importancia, desde el punto de vista paisajístico, especialmente viviendas de lujo y urbanizaciones.

Entre las grandes áreas con valores paisajísticos destaca la Punta de Ses Portes, un área en Pou des Lleó, frente al islote de Tagomago y la zona de Calas de Comte.

LOS LUGARES MÁS BELLOS

Pueden considerarse como los lugares más bellos de la isla de Ibiza, espacios emblemáticos y de elevado valor paisajístico. Son por sí mismos un atractivo turístico / cultural / medioambiental de primer orden. Debe considerarse prioritaria su conservación y restauración por las políticas medioambientales del Consell Insular y de los municipios. Algunas zonas albergan en las proximidades del mar instalaciones de hostelería, viviendas –algunas incluso en construcción actualmente-, y embarcaderos con casetas para guardar los botes. En la mayoría de calas se encuentran veleros fondeados de forma permanente y sin regulación, así como boyas de flotación para limitar su aproximación a la zona de baño. Muchas imágenes de paisajes de gran belleza no han podido realizarse debido a la presencia de elementos artificiales privados, sin valor cultural.

Área de Cala d´Hort – Es Vedrá

  • Una zona extensa de gran belleza, aunque el paisaje se ve depreciado por un área de fondeo entre la playa y los islotes, los cordones de boyas de señalización que parten desde la misma playa, así como algunos chalets y tres restaurantes muy próximos al mar.
  • Actualmente cuenta con una figura de protección para los islotes y sus aguas, pero el territorio costero, cala d´Hort, fue desprotegido por recalificación en 2003.
  • Podría valorarse la creación de una reserva marítimo-terrestre.
Cala D'Hort. Islotes de Es Vedrá

Cala de Benirrás

  • Área que cuenta con un monolito en el mar de forma muy característica, con una playa natural y laderas con vegetación que forman un conjunto de gran valor paisajístico.
  • La depreciación del paisaje se produce por la presencia de elementos artificales como: un chalet, un restaurante, unos embarcaderos de factura reciente, unas boyas de señalización y el área de fondeo frente a la playa.
Cala de Benirrás

Fotografía de Jose B. Ruiz

Cala Nova Es Canar

  • La playa de Cala Nova cuenta con algunas rocas en la orilla y el fondo de los islotes de Es Canar, un conjunto de gran belleza paisajística.
  • Un paseo marítimo queda a menos de un metro del mar, con zonas amenazadas por la erosión. Varias urbanizaciones han cambiado el aspecto rocoso de la costa, transformando el paisaje de forma irreversible.
  • Hay una zona extensa con grandes valores por los diversos escollos e islotes que afloran en el mar.
Es Canar

Fotografía de Jose B. Ruiz

Cala d´En Ferrer – s´Illa Murad

  • Un rincón de gran encanto que ha sufrido graves alteraciones, aunque mantiene valores paisajísticos evidentes. La cala fue superada por el oleaje y ahora hay una escollera artificial de piedras de forma regular.
  • Una roca aislada en el mar por un istmo es actualmente una vivienda particular, sin posibilidad de acceso y con numerosas estructuras artificiales en su interior.
s´Illa Murad

Fotografía de Jose B. Ruiz

Calas de Comte

  • Una gran extensión frente a los islotes de sa Conillera, Illa d´es Bosc, Illa de s´Espart… La costa con calas y acantilados está frente a un extenso archipiélago, orientada a la puesta de sol, lo que la convierte en un lugar muy frecuentado y de gran valor paisajístico.
  • Hay unos cuantos chalés al borde del mar, algunos embarcaderos y dos establecimientos de hostelería que podrían haberse situado más retranqueados de la línea de costa.
  • Cuenta con la figura de protección de paraje natural.
Cala Comte

Fotografía Jose B. Ruiz

Cala Salada

  • Desde las playas y acantilados se ve el islote de sa Conillera, un fondo muy reconocible. Hay una considerable extensión de aspecto muy natural y gran belleza, salvo por algunas modificaciones realizadas al paisaje. Su importancia es mayor por su proximidad al núcleo de Sant Antoni de Portmany.
  • Hay varias viviendas muy próximas al mar, una zona de fondeo que podría ser trasladada y una considerable cantidad de embarcaderos.
Cala Salada

Fotografía de Jose B. Ruiz

Es Niu de S´Aguila

  • Una pequeña cala recóndita en els Cubells, con unos escollos emergidos frente a la misma, conformando un paisaje muy reconocible. La orilla está formada por guijarros de distinto grosor y sus aguas son muy someras. La cala está delimitada por una fuerte pendiente de una ladera.
  • Hay varias viviendas aledañas a la cala, donde se han ubicado pasarelas y un embarcadero de madera.
Niu de S´Aguila

Fotogafía de Jose B. Ruiz

Aigües Blanques

  • Una playa de cierta extensión, que se continua con la de es Figueral. La fina arena contrasta con las abruptas laderas acantiladas. Hay además algunas escolleras en el mar. Al fondo se recorta en el horizonte el islote de Tagomago.
  • En la bajada a la playa hay un bar y en la distancia se aprecian algunas viviendas en las laderas que limitan sus posibilidades hacia el noreste.
Aigües Blanques

Fotografía de Jose B. Ruiz

Es Figueral

  • Una playa de cierta extensión, que se continua con la de Aigües Blanques a la que no da acceso por haber un cantil con desprendimientos. La fina arena contrasta con las escolleras en el mar y las abruptas laderas acantiladas. Unas agujas verticales conforman un hito muy diferenciador e identificable. Al fondo se recorta en el horizonte el islote de Tagomago.
  • En la entrada a la playa hay un restaurante y viviendas que lindan con el mar.
Es Figueral

Fotografía de Jose B. Ruiz

Es Pou des Lleó

  • Una extensión bien conservada y muy pintoresca entre Punta Verda y es Pou des Lleó. Es una costa rocosa y acantilada, aunque de fácil acceso, formada por piedras de color rojo. Hay una tupida vegetación rastrera, sólo interrumpida por algunos chalets, y algunos escollos. Se divisa la isla de Tagomago muy próxima a la costa.
  • Hay varias parcelas con viviendas de lujo en su interior, una de ellas incluso en construcción.
Es Pou des Lleó

Fotografía de Jose B. Ruiz

Punta de ses Porte

  • Una de las zonas naturales más extensa y bien conservada de la isla, con acceso restringido a vehículos de dos ruedas. Hay una frondosa vegetación y un paisaje muy característico, al divisarse la próxima isla de Formentera y los islotes intermedios. En la Punta hay una torre vigía del s. XVI muy bien conservada.
  • Hay algunos embarcaderos de reciente construcción.
  • Forma parte de la Reserva Natural de las Salinas de Ibiza y Formentera.
Punta de ses Porte

Fotografía de Jose B. Ruiz

El español y el paisaje

Paisade de Jose B. Ruiz

Fotografia de José B. Ruiz.

Como todos sabéis uno de los objetivos fundamentales del proyecto S.O.S. Paisajes de Mar, es conseguir proteger lugares de nuestra costa que tengan un alto valor paisajístico. Por ello, nos es grato encontrar este artículo del escritor Julio Llamazares,  que lanza una voz de alarma y un llamamiento en el mismo sentido.

Llamazares sostiene que el interés por el paisaje en España ha sido más tardío que en otros países de nuestro entorno. Sin embargo, durante el último siglo o siglo y medio, a través de la liteteratura y la pintura, hemos podido comprobar como el paisaje pasaba de ser un mero marco o fondo de escenario, a ser descrito “como lo que verdaderamente es: el gran espejo que nos refleja y conforma nuestra sensibilidad.”  El autor, recuerda la importancia que han tenido los paísajes en las obras de nuestros autores desde la Asturias de Clarín hasta la Castilla de Machado, a quien considera “el verdadero descubridor del sentido literario del paisaje.”

Pero quizá ese valor que descubrieron nuestros artistas no ha llegado a todos los rincones, o así lo ve el escritor leonés. Porque el paisaje en sí mismo, sigue sufriendo injustificables desprecios por parte de alguna gente de nuestro país.

Sólo así puede explicarse la destrucción progresiva a la que lo somete, tanto con obras públicas como privadas, no siempre necesarias y a veces incomprensibles (y que contrasta con el respeto que el paisaje recibe en otros países), y sólo desde esa perspectiva puede entenderse el desprecio que el paisajismo, como concepción estética, merece generalmente por parte de una crítica ignorante que considera aquél algo secundario y de una sociedad para la que el paisaje es sólo lo que se ve por la ventanilla al pasar en coche.

Ahora que la crisis económica ha detenido de golpe la destrucción a la que nuestro país ha sometido durante décadas los diferentes paisajes de nuestra geografía, quizá sea la ocasión de replantearse el modo en el que los españoles contemplamos el mundo que nos rodea, tan alejado del de nuestros vecinos.   ….una oportunidad para hacer ver a nuestros gobernantes que…los paisajes son tan valiosos para nuestra felicidad como la sanidad o la educación.

Hagamos pues como decía Pla, seamos humanos y demostremos que somos capaces de disfrutar del  paisaje con mirada inteligente.

Podéis ver la columna completa en la versión online del periódico El Pais.